1.6 AVATARES DEL CURRICULUM FORMAL, OCULTO Y LOS TEMAS TRANSVERSALES.

11.05.2012 21:28

 

En la actualidad, se vive un momento en donde en la sociedad, se está produciendo un deterioro generalizado de múltiples comportamientos  (agresiones entre grupos étnicos, diversas forma de violencia entre las personas…etc.) Por tanto, este tema ha sido de especial interés para muchos especialistas en educación durante estos años atrás y se ha planteado la cuestión de hasta qué punto corresponde a la escuela promover una educación en valores.

 

        La transmisión tradicional de valores de la generación adulta a la joven, ha experimentado una ruptura producida en parte, por el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información, la nueva programación televisiva y los nuevos espacios de ocios para los jóvenes que promueven unos patrones de comportamientos entre los jóvenes que actúan en ellos con más fuerza que las aulas de los centros educativos.

 

Los valores en la historia del pensamiento educativo y el reto actual para la educación.

 

        En 1976 el doctor en teología Comenio elaboró una propuesta para la didáctica y ahí fue cuando surgió la metodología ahora conocida en nuestros centros educativos en donde el maestro da una clase magistral a su auditorio, apoyándose en un libro de texto para el trabajo y el entendimiento de sus explicaciones. A la vez, planteó un conjunto de recomendaciones explícitas sobre el tema de los valores. Habla sobre la potestad que debe tener el maestro para sancionar todas aquellas faltas de moral por parte de sus pupilos.

Dos siglos después, en el contexto de la filosofía moderna, Herbart interroga sobre el derecho que debe tener el educador para “elegir e imponer unos valores a un alumnado que todavía no tiene la edad y madurez para optar racionalmente a por ellos”.

En el siglo XIX Durkheim y Dewey asignaron a la escuela el papel y responsabilidad de formar al ciudadano para la democracia y para el progreso ya que para ellos, sobre todo Dewey, aspectos como la moralidad van estrechamente relacionados con la democracia. Durkeheim enfatizó el papel de la educación en la socialización afirmando que: “la sociedades requieren de un límite que ordene y regule la actividad del hombre”. Por tanto, la educación escolar debe crear en el alumno esta necesidad de autolimitación.

Realidad escolar, realidad social nacional e internacional junto con las tecnologías de comunicación y de la información promueven una “esquizofrenia valoral” que explica parcialmente la crisis de las nuevas generaciones. Una esquizofrenia que, en términos educativos, debe ser saldada a través de la acción escolar. El reto es enorme mientras que las posibilidades de conseguirlos son mucho más modestas.

 

Formación de valores, dinámica de los afectos

 

        Son distintas perspectivas psicológicas las que permiten establecer que en la adquisición de valores acontezca una dinámica similar a la existente en el desarrollo de los afectos. Los valores, al formar parte de la persona se integran en su personalidad. Por lo tanto, una falta de congruencia a un valor puede provocar comportamientos de irritabilidad en la persona. Es por esto que el plano racional es muy difícil de promover en la escuela ya que se dan numerosos ejemplos de alumnos y alumnas que concluye sobre un deber frente a los derechos humanos o al medio ambiente, y luego al salir del colegio, sea los protagonistas de actuaciones totalmente diferentes.

 

El tratamiento de los valores en el debate curricular

 

        Se puede afirmar que en los desarrollos actuales del campo del curriculum existen tres aproximaciones para analizar el problema de la formación de valores: La perspectiva del curriculum oculto, la propuesta constructivista y la estrategia de la elaboración de temas transversales en el curriculum.

 

a)  Discusiones en relación con el curriculum oculto:

Con su libro “La vida en las aulas”, Phillip Jackson, un significado al debate curricular al mostrar que en la interacción escolar que acontece en el aula se promueve una serie de resultados no intencionados que no estaban previstos por la institución escolar ni por el docente. A estos aprendizajes que guardan una estrecha relación con el ámbito de los valores, se les llamó: curriculum oculto que para Jackson no es más que una forma de socialización y adaptación del alumno a la escuela y a la sociedad ya que la asistencia de los estudiantes de  largos períodos apoyados en la autoridad del docente, en los mecanismos de evaluación hace que creen determinados comportamientos en el alumno que son paulatinamente internalizados e interiorados por los mismos. El curriculum oculto va más allá de intenciones escolares explícitas porque precisamente da cuenta de aquello sobre lo que el docente y la institución escolar no tienen una intencionalidad consciente. Por lo tanto se pude afirmar, que el curriculum oculto guarda una estrecha relación con el aprendizaje de valores tanto en su núcleo afectivo como actitudinal.

 

b)  Las perspectivas de los constructivistas:

Bloom a principio de los años 50, elaboró su primera taxonomía del aprendizaje, estableciendo un modelo de logros en el plano cognoscitivo, afectivo y psicomotor. Los autores contemporáneos abordan el problema de los valores desde un enfoque constructivista y se interroga si el aprendizaje de los valores por parte del alumnado a parte de ser valorado debe calificarse o no puesto que en los aprendizajes  hay un aspecto cognoscitivo y otro componente actitudinal. Este hecho ha hecho suponer que es factible evaluar el aprendizaje de valores y a parte, añadirle una calificación.

c)   Los temas transversales ¿una alternativa en la selección curricular de valores?:

La inclusión de temas transversales al curriculum fue hecha por César Coll en el contexto de la reforma educativa española.  Estos temas transversales pueden constituirse como ejes vertebradotes del trabajo académico en un mismo ciclo escolar debido a su posibilidad de ser trabajados en diversas asignaturas en un mismo lapso de tiempo. Una respuesta a la deficiencia de las estrategias habituales para abordar la enseñanza de los valores, la constituye el tema de los contenidos transversales. En el caso del sistema educativo español, los sistemas transversales son los siguientes: educación moral y cívica, educación ambiental, educación para la salud y sexual, educación para la igualdad de oportunidades para ambos sexos, educación para la paz, educación del consumidos y educación vial.

 

A modo de conclusión:

 

        Es necesario señalar que el problema de la formación de valores es mucho más complejo de lo que se suele reconocer. Para su estudio es preciso admitir que el tema trasciende también al escenario escolar. El currículum oculto permite reconocer que en la práctica escolar se generan un conjunto de aprendizajes de los que no hay conciencia. El planteamiento de los temas transversales puede ofrecer una mejor posibilidad para la promoción y el desarrollo de valores en el ámbito escolar. 

        A la par que en el campo de la educación se perciben mejores alternativas para visualizar el tema de los valores, la realidad social hace más complicado su trabajo en el escenario educativo.  Este es el reto de la política educativa e institucional. Debe ser el reto de la sociedad y la escuela, el reto de las autoridades educativas, de los docentes sin olvidarnos de la parte activa de los estudiantes.

 

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE TRABAJO:

Díaz Barriga, A. (2006). La educación en valores: Avatares del currículum formal, oculto y los temas transversales. Revista Electrónica de Investigación

Educativa, 8 (1). Consultado el 13 de Mayo de 2012 en: 
http://redie.uabc.mx/vol8no1/contenido-diazbarriga2.html